Finalmente, Blanca y Samuel se casarán en unos días y ella se convertirá en su tutora legal.

Mi padre no podrá entretener mucho más tiempo al tuyo.

-La misma persona que trajo las hojas podría volver a entrar, ¿no?

Estuviste a mi lado cuando lo necesité y, ahora me toca a mí devolverte esa entrega.

Juntos vamos a encontrar la manera de sacar a Elvira de allí.

Me parece muy mal que te haga pasar por este bochorno.

Vergüenza es no trabajar, o hacerlo mal, que es lo que hacía yo antes.

¿No es un poco tarde para que esté usted por la calle?

Lo sabe, lo aprueba y hasta se queda con mi dinero.

Ahora solo falta que te atrevas a presentarte ante mí.